Los 5 peores lugares de tu casa para poner el router

14 Diciembre 2020



Cada vez usamos más la WIFI en casa y por ende, los problemas de conexión son también cada vez más frecuentes. Cuando intentamos conectarnos a Internet y no funciona correctamente, o directamente no funciona, lo primero que solemos pensar es que nuestro proveedor falla; rara vez se nos ocurre imaginar que tal vez, sea la señal del WIFI lo que ocasiona los problemas y mucho menos, que la correcta colocación del router puede ser la solución.

Sin embargo, son muchas las causas que pueden estar provocando una mala señal, desde objetos físicos que absorben la señal (muros, electrodomésticos, interferencias con otros aparatos electrónicos, metales, espejos…), hasta interferencias con otros routers de los vecinos.

De este modo, la correcta colocación del router puede evitarnos muchos dolores de cabeza. Desde evitar situarlos encerrados en un armario de madera o metal, que absorberán o reflejarán gran parte de la señal debilitándola, hasta separarlos de otros objetos como teléfonos inalámbricos, equipos con transformadores, electrodomésticos o fuentes de calor.

Lo más aconsejable es ponerlos siempre en un lugar ALTO, lo más elevado posible, despejado y céntrico de nuestra vivienda, pero hay más consejos que debemos de tener en cuenta:

 

Los 5 peores lugares de tu casa para poner el router

  • Dentro de la cocina: Es el peor sitio posible. En la cocina tu conexión se verá muy mermada y podría ser lenta, inestable y muy deficiente. En este lugar hay muchos electrodomésticos como neveras  lavavajillas, microondas, siendo este último el peor de todos, ya que este electrodoméstico emite en la misma banda de 2,4 GHz  pero con mucha más potencia, por lo que solapa y enmascara la señal hasta tumbarla por completo. Las tuberías de agua también absorben la señal (por eso un microondas “calienta” el agua) y son especialmente inapropiados para la propagación de las ondas.

 

  • Armarios, cajones y muebles: Es muy habitual encerrar el router en un armario o cajón para alejarlo de la vista, pero al mismo tiempo es una costumbre horrible. El agua de la madera absorbe la señal y la debilita. Si es metálico es mucho peor: los átomos están tan juntos que las ondas no pueden atravesarlos, por lo que son reflejadas y no se propagan adecuadamente.

 

  • Exterior o al lado de una ventana: En un patio, balcón o terraza el router debe de atravesar el cristal y paredes, por lo que la señal se verá debilitada y no llegará correctamente, experimentando lentitud, cortes intermitentes y fallos continuos.

 

  • Tapado o detrás de objetos de decoración: El router no es un elemento de decoración, estéticamente no será lo más adecuado, pero si le ponemos obstáculos y lo tapamos, su alcance se verá seriamente mermado, con lo cual no cumplirá su función. Si queremos una buena conexión, el router debe de ser visible, aunque no sea “bonito”.

 

  • Junto al teléfono inalámbrico, radio o TV: Como ya hemos dicho, jamás debe de estar junto a otros electrodomésticos o equipos de teléfono, radio o TV, pues las ondas y el transformador van a mermar su señal y perderá eficacia. Esto vale hasta para las LUCES DE NAVIDAD. Cualquier dispositivo eléctrico o electrónico le va a afectar.

 

Lo mejor es situarlo en una posición alta, centrada y bien visible. Esto hará que transmita adecuadamente y nos asegurará una buena transmisión.

 

Si aún así, nuestra casa es grande y no llega la señal correctamente a todas las estancias, existen dispositivos que reparten la señal de forma eficaz, pero esto lo estudiaremos en otro artículo

Categorías: Trucos y consejos




Compartir:



Comentarios:

WhatsApp

Messenger